Muchas personas suelen confundir a las estrellas de nuestro post de hoy: el botox y el ácido hialurónico. ¡No son lo mismo! Ni tampoco obtienen el mismo efecto. Por ello hoy os contamos las diferencias entre el botox y el ácido hialurónico y qué usos se les puede dar.

En primer lugar debemos conocer qué son:

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestra piel y en nuestro organismo (aunque encontramos una mayor proporción en la piel). Su función es la de mantener el líquido y rellenar la dermis (la capa de piel situada bajo la epidermis) desde dentro.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el ácido hialurónico va disminuyendo su concentración y es cuando aparecen las arrugas. ¿Has leído alguna vez de qué se componen las cremas antiarrugas? Verás que uno de sus componente es el ácido hialurónico, pero no solo puedes encontrarlo en la cremas. El ácido hialurónico también puede inyectarse para rellenar las arrugas y muchos otros usos que veremos a continuación.

¿Qué es el botox?

El botox o toxina botulínica es una toxina que tiene como función relajar los músculos temporalmente. Al paralizar estos músculos y no encontrarse ningún movimiento no se generan las arrugas. Pero este, a diferencia del ácido hialurónico no rellena las arrugas sino que actúa en los músculos relajándolos.

Diferencias y similitudes entre el ácido hialurónico y el botox

Recapitulando sobre lo que os hemos contado. Sabiendo ya qué son y cuál es su función podemos encontrar que sus diferencias son:

  • El ácido hialurónico actúa rellenando las arrugas. En cambio, el botox paraliza el músculo relajándolo y evitando las arrugas que aparecen por el movimiento de estos.
  • El ácido hialurónico actúa directamente en las arrugas, mientras que el botox lo hace sobre el músculo.

Entonces, ¿cuáles serían sus similitudes?

  • Ambas ofrecen como resultado un rostro joven. Pero además, pueden aplicarse conjuntamente para potenciar los efectos.
  • Ambas sustancias son temporales, por lo que, pasado un tiempo nuestro organismo las reabsorberá progresivamente.

¿De qué manera podemos usar el ácido hialurónico y el botox?

El botox se puede utilizar para:

  • Atenuar arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo.
  • Modificar ligeramente la posición de las cejas.
  • Tratar la hiperhidrosis (excesiva sudoración en palmas de las manos, pies y axilas)

El ácido hialurónico, en cambio, aunque se utiliza para tratamientos similares no es igual. Tiene muchísimos beneficios y un increíble hidratante. Podemos usarlo para:

  • Atenuar las arrugas.
  • Rellenar zonas como los labios o la nariz para corregir la forma.
  • Hidratar en profundidad.
  • Recuperar el volumen de los pómulos.

¿Aún tenéis dudas? No os preocupéis, en New York Clinic contamos con expertos que te asesorarán sobre qué es lo más indicado para tu problema y qué se adapta mejor a tu piel.

Que nuestros pacientes queden satisfechos es nuestro reto diario.

Contacta con nosotros llamando al  673 174 667 o al 952 96 47 61 y pide tu cita. También puedes encontrarnos en: AV/ Bonanza, s/n, Edificio Plaza Ibensa, Bajos 8-9, Benalmádena Costa (Málaga) o en Av. del Chorrillo, 15, local 2, Benalmádena (Málaga). ¡Te esperamos!